domingo, 26 de julio de 2015

¿Cómo crear contraseñas seguras?

En el transcurso de un día normal, ¿cuántas contraseñas tienes que recordar? Correo del trabajo. Correo personal. Contraseñas bancarias. Skype, Facebook. Twitter, Yammer… Suma y sigue. Y sigue. Y muchas veces se hace bastante difícil acordarse de todo.
La irresponsable, aunque entendible, práctica habitual es la de usar la misma o casi la misma contraseña para todo. Lo peor es ya anotar cada contraseña en una hoja de papel. La sola idea de abordar el tema de las contraseñas con tal ligereza sería bastante para provocar un amago de infarto a un experto en seguridad.
¿Qué debemos hacer, pues? Lo primero es crear contraseñas sólidas que vayamos a recordar. Lo segundo es, si sabemos que no vamos a recordarlas, utilizar un servicio seguro de almacenamiento de contraseñas.

Cómo crear una contraseña segura

La seguridad en las comunicaciones y transacciones por Internet es una gran preocupación estos días. Usar contraseñas resistentes a los esfuerzos de los cacos es esencial para evitar que nuestros datos sensibles puedan caer en malas manos. La parte sencilla de crear una contraseña fuerte es usar más de 6 caracteres y mezclar letras, números, mayúsculas y minúsculas. Lo difícil es acordarse de cada contraseña que creamos para diferentes servicios.
Las contraseñas compuestas por una sola palabra son, pues, las peores, aunque sean las más fáciles de recordar. Las contraseñas largas y complejas, por el contrario, son difíciles de adivinar por la fuerza bruta (normalmente mediante el uso de diccionarios de palabras), pero hacen necesario el uso de algún tipo de técnica memorística para tenerlas controladas. Por ejemplo, podemos usar algún tipo de código postal, y combinarlo con una frase corta como “1eroVivi@08174”.
Así que como conclusión debemos de tener en cuenta muchos puntos y factores para poder recordar o memorizar nuestras contraseñas, y así evitar perderlas o que nos roben.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario